HISTORIA

Ilva-Mica está certificada de punto de vista documental desde el año 1552. La leyenda dice que la base del pueblo ha sido inicialmente en el rio Ili, después se mudó en la confluencia de Ilva con Somes, en el lugar llamado “Poiana” – actualmente llamado Valeni.

La constitución de la comarca Ilva Mica tiene una leyenda. La leyenda dice que dos hermanos, de los cuales uno llamado Ili Mic vivían en la frontera de la comarca Iad (Livezile). A causa de las invasiones de los turcos, estos tuvieron que refugiarse en casa de sus familias y con su ganado en las colinas de Stramba, para así situarse en un valle escondido, que hasta hoy se llama “Valea Ili”, el rio que lo recorre llamándose “Arroyo Ili”. Este valle está en la frontera de Ilva-Mica, el arroyo teniendo el manantial en la colina de Bazarnic. Esta familia, que forma la primera comunidad de la comarca (20 familias), abrió la primera zona habitada al lado del arroyo Ili, llamada “Ciungi”. A causa de la zona desfavorable del terreno, Ili Pequeño, junto con los suyos, tuvieron que abandonar este sitio, para así establecer su sitio donde Ilva se vierte en Somes, terreno llamado “Poiana”, el único lugar adecuado para un asentamiento habitado, el resto estando cubierto de bosques.

 

COSTUMBRES

La tradición se mantiene en estos lugares de ensueño. La “unión de las ovejas” se realiza en la primera mitad del mes de mayo, en la frontera del pueblo. Un días antes, los propietarios de juntan en el lugar establecido para la unión para así construir el establo y la cabaña, pero también para ordeñar las ovejas para controlar y verificar la conformidad de las mediciones el segundo día. Los propietarios se sientan en piedras y colinas de tierra ante el ganado, ponen los cubos hacía abajo para sacar el agua, después de cual, en una señal, cada uno empieza a ordeñar las ovejas. Cuando acaban, cogen el cubo para ordeñar y se dirigen hacía la cabaña donde el pastor medirá la leche en l cubo para cuajar.

La mayoría de las casas antiguas, construidas de madera, tienen un pasillo adelante, llamado “tarnat”, que se adornado con madera incrustada con modelos populares. Las paredes de las casas están adornadas con platos de arcilla, iconos de vidrios y pañuelos con flores. El horno está situado en la esquina de la pared separador y es tan alto que ocupa un cuarto de la superficie de la habitación. Los motivos locales de adornan los pañuelos y alfombras (toluri) se componen de elementos florales, junto con los de la fauna, realizado con colores vivos y modelados de forma muy expresiva. El material utilizado para tejer las carpetas es de lana, y los pañuelos se tejen con hilo de algodón. De algodón y cáñamo se confeccionan también los trajes nacionales tradicionales. Los hombres llevan pantalones blancos (“cioareci”) y camisas largas de algodón, encima de los cuales utilizan el cinturón.

Los hombres también utilizan sombreros grandes, sombreros que se encuentran en todo el valle de Somes. En los días de trabajo, los zapatos normales se llaman “opinci”, en los días de fiestas se utilizan botas cortas y altas.

Durante el invierno, llevan abrigos de piel de oveja, que los protegen del frio y del viento fuerte. Las mujeres mayores llevan pañuelos (“naframi”) negros y chalecos negros, en los pies llevan “opinci”, botas cortas o largas (“ciobote”). Las chicas visten chalecos con flores (“pene”), que contrastan con las flores de los mantones. Los jóvenes llevan sombreros en los cuales ponen “gerdănele“ realizados con perlas atadas junto con una o dos plumas de pavo real (hembra).

La boda es una de las costumbres más queridas por los lugareños, que desafortunadamente empezaron a perder de los elementos tradicionales. Las invitaciones para la boda se realizan con “cematori”. Algunos chicos en caballos adornados con flores y pañuelos, van un día antes a las casas de los habitantes, para invitarlos así a la boda.

En el día de la boda, uno de los chicos lleva una bandera adornada con espigas de trigo, mantones y campanas que se agitan encima de la joven pareja.

La fiesta concluye dentro de dos días e incluye, entre otros, la costumbre del „făgădaşul“ de la media noche, la recogida del dinero, la canto de la gallina, el lavado de los padrinos y el juego de la novia con el dinero.